martes, 22 de mayo de 2018






SE TE VA LA OLLA 

TALLERES DE COCINA PARA EMPRESAS







Cocinar en equipo, no es sólo una genial alternativa para hacer con amigos y familia, llevar estos talleres al ámbito empresarial y de trabajo es todo un acierto.

Trabajo en equipo, resolución de problemas, organización de tareas, responsabilidad, liderazgo, creatividad, autoestima, comunicación, paciencia ... 
Son sólo algunos conceptos que se trabajan en nuestros talleres para empresa de cocina.

Los talleres para empresa de cocina liderados por SE TE VA LA OLLA, tienen una duración aproximada de dos horas, en las que se divide al grupo en equipos. Cada equipo, debidamente uniformado, se encarga de elaborar mínimo, una receta completa. Todos los participantes tendrán la oportunidad de emplatar sus elaboraciones, desplegando así toda su imaginación y creatividad.

Al final del taller, las recetas realizadas servirán de almuerzo/cena a los participantes. Y por equipos contamos al resto, las bondades y trucos de nuestra receta en particular. Todo ello, regado por unos caldos canarios con DO, agua, o la bebida que elijan y grandes dosis de comunicación.

Aprenderán trucos y técnicas de cocina. 
Se llevan las recetas para casa. 
En todo momento estarán supervisados y acompañados por nuestros chefs.
Trabajamos con ingredientes de calidad, y siempre con productos de temporada y de KM 0. Por lo que adaptamos el contenido de los talleres a los productos locales de la temporada. 

Tenemos varios talleres temáticos donde elegir:

TARTAR, CEVICHES Y MARINADOS
MENÚ MEDITERRÁNEO (VEGETARIANO)
ALMUERZO/CENA DE LUJO
COCINA JAPONESA
ECO MENÚ
COCINA PERUANA I
COCINA PERUANA II
CURRYS DE ORIENTE
COCINA CANARIA
TALLER DE MOJOS CANARIOS Y PAPAS ARRUGADAS ( con mesa degustación de productos canarios)
MENÚ VEGETARIANO (con risotto)
... ... 

Pide presupuesto y reserva fecha para compartir una experiencia única mientras mimas tu paladar. 645 97 33 67/ info@setevalaolla.es /



sábado, 1 de abril de 2017

PAN PITA ROSA


¿Quién se resiste a un pan rosa?






En nuestro taller de cocina de panes del mundo, una de las recetas estrella, es el Pan Pita rosa. 

¿Cómo le damos el color rosa? pues muy sencillo, con remolacha (beterrada) y además aportamos antioxidantes, ácido fólico, hierro vegetal, fibra, sodio, calcio, magnesio, vitamina A,C,E,B6,B2, fósforo, proteína vegetal. 

Una manera divertida de introducir este alimento tan completo en la dieta de los más pequeños. 

Cada pan es una pieza única y artesanal, que se aproxima a una obra de arte llena de texturas, colores, aromas y formas.



Ingredientes (10 uds.):


500 gr. de harina.

10 gr. de sal.
5 gr. de levadura fresca.
275 ml. de agua de guisar remolachas o de remolacha guisada y licuada. 


Elaboración:

Tamiza la harina. 
Pon todos los ingredientes en un cuenco menos la levadura y el agua.
Diluye la levadura con el agua y vete añadiéndola poco a poco sobre los ingredientes secos, amasa con una mano mientras la otra sujeta el cuenco. El agua pronto desaparece y la harina se convierte en una especie de arcilla seca y desgranada. Continúa hasta añadir todo el agua sin dejar de amasar.

Cuando la masa ha absorbido todo el agua, colócala sobre la mesa de trabajo enharinada y amasa enérgicamente, doblando y estirando sin romper la masa para que se oxigene y se active la cadena de gluten.






Divide la masa en bolitas lisas y apretadas de unos 50 gramos y déjalas reposar tapadas con un paño húmedo unos 35 minutos.

Sobre la superficie de trabajo enharinada, trabaja y alisa las bolitas con un rodillo hasta que tengan 1,5 cm de grosor.

Precalienta el horno a máxima potencia y hornea las pitas hasta que se hinchan por completo, unos 3 ó 4 minutos. 

Nosotros esta vez las hemos acompañado con unos falafel de garbanzo, tkatziki (salsa de yogur griega), tomates, rúcula y pimientos rojos. 

Una comida de lo más entretenida y saludable. 

Curiosidades del Pan Pita: se dice que es originaria del Antiguo Egipto y el Mediterráneo Oriental. 

Es curioso ver como el Pan Pita es utilizado tanto como un tenedor y/o como un plato en las culturas de AlMagreb y Medio Oriente. Como tenedor para comer  entrantes como el humus, baba ganoush, tapenade ... y como plato para sujetar alimentos y así llevarlos a la boca.



miércoles, 25 de enero de 2017





¿Donde vamos este finde?



Llevo tiempo queriendo escribir sobre esto.  Lugares especiales, con soul, lugares  a los que podemos ir con niños ¡¡ y acertar!!

Sitios donde podemos ir a comer y la oferta gastronómica para los mas pequeños,  no se limite a pollo frito con papas fritas, croquetas,  pescado empanado y frito o salchichas con papas. 

Lugares en los que cuiden, no sólo la salud sino el paladar de los pequeños.


La gastronomía también es cultura, y bajo mi humilde opinión, creo que se está perdiendo una parte muy importante de la nuestra. Las tradiciones si no se practican, se acaban perdiendo.


¿No les pasa que un aroma o un sabor les transporta a un recuerdo concreto, la niñez, tal vez? A mi me pasa constantemente.

Esa memoria de los olores, dudo que tenga efecto con el pollo frito o los perritos calientes.

Tuve la gran suerte de que mi madre es una gran cocinera, y en casa la vida familiar giraba alrededor de calderos humeantes, de lentejas a medio escoger recién llegadas de Lanzarote, chícharos, piñas de millo llenas de greña, coles con gusanos y eternas rapaduras solían vivir en la despensa de mi infancia, junto a la lata del gofio. El quesillo de mamá adornaba la nevera por breves instantes en los cumpleaños de casa y la olla trabajaba sin cesar, todos los días. 
  

Creo que deberíamos dejar atrás el tiempo del pollo empanado y los menús infantiles, fáciles y carentes de todo.  Los niños merecen comer bien, disfrutar comiendo y descubrir que COMER ES ALEGRÍA. 



"Gastro- Guachinche La Bola"


Un lugar, que nos sorprendió muy gratamente, es La " Casa de comidas la Bola, en La Matanza de Acentejo, Tenerife, conocida como " Gastroguachinche La Bola". No sólo por lo bien que acogen a los niños, sino por la cuidada selección de ingredientes, todos ellos de temporada y de Km0, con la que han elaborado su carta de invierno.

La sencillez de la Cocina Tradicional Canaria con toque de imaginación y una muy buena y cuidada presentación. 





Probamos una deliciosa crema de berros (sin nata) con su gofio, su queso y sus coscorrones de pan. Unas arvejas con cochino y huevo poché, un bacalao confitado en aceite de oliva virgen extra sobre cama de puré de papa yema de huevo. Albóndigas de solomillo de ternera con papilla y cebolla frita y un arroz arbóreo cremoso, tipo risotto ( sin nata, amén) con verduras de temporada y parmesano, que estaba delicioso. Nos quedamos con las ganas de probar sus famosos churros de pescado, el atún rojo "patudo" glaseado con mojo rojo, las garbanzos con pulpo, el tartar de atún... su oferta en carnes también es muy atractiva.






 A la carta de comidas, le sigue una carta de vinos pequeña pero bien pensada, con buena representación de nuestros caldos con denominación y a muy buen precio, por cierto. 



...Y lo importante que es,  que a una buena comida,  le siga un buen café ...


 Pues en La Bola, nos mimaron con una humeante y aromática cafetera italiana y mientras jugábamos una partida de cartas con los niños disfrutamos de una sobremesa llena de sabor.

Los niños, tuvieron su momento dulce con un coulant de chocolate con helado de vainilla. 






















Despistan su cartel tan normal y su fachada poco agraciada. Te sorprende lo bien que se come y el servicio amable y profesional.  Nos trataron super bien, a pesar tener el restaurante hasta los topes,  y Paula, con quien mantuvimos un ratito de charla, fue muy amable.

Ups, me olvidaba de hablarles de las privilegiadas vistas al Valle de La Orotava y del atardecer que acompañó nuestro café,¡maravilloso!. 




Y nada mejor que pasar la tarde con aromas a hierba y a tierra mojada, el monte de la Matanza, estaba particularmente bonito ese día, la zona de los castaños pelados de hoja pero rebosantes de vida. 





Pasando por el Barrio de Los Arroyos llegamos a la zona de castaños, donde nos topamos con huertas de verduras y mucha, mucha viña en cordón, sistema de cultivo muy antiguo, tradicional y único de algunas zonas del norte de la isla. 



Fayal - Brezal, pino y castaños  adornan estas cumbres






Disfrutamos de un precioso atardecer con vistas al Teide


Espero que les guste y les sea útil esta nuestra nueva sección del blog. Nos encantará que nos sugieran sitios con encanto.¡¡ Hasta la próxima !!






jueves, 5 de enero de 2017

ROSCÓN DE REYES


 Roscón de Reyes

...Mmmmm, cómo huele nuestro taller, a recuerdos de mi infancia. 

Esta noche, noche de emociones, de ilusión, sueños y cabalgata, y no podemos olvidar dejar reposando la masa de nuestro Roscón,  para el desayuno. 

En mi casa y mis recuerdos, la mañana del 6 desayunamos roscón acompañado de chocolate caliente, ese chocolate que hacía mamá con una cascarita de naranja, y su aroma llegaba a todos los rincones de la casa. 

Ingredientes para Roscón de Reyes:

*de esta receta podemos hacer 10 mini roscones o 2 roscones grandes. Para hacer con niños es muy divertido que cada uno prepare y personalice su propio roscón 

1,100gr de Harina de fuerza
180gr de azúcar
375 ml de leche calentita
1 cucharadita de sal fina
un cubito y medio de levadura fresca
4 huevos
150 gr de mantequilla 
la cáscara rallada de una naranja
la cáscara rallada de un limón
3 cucharadas de agua de azahar

Para decorar nuestro roscón: "a elegir"

Huevo batido
agua con azúcar
ruedas finas de naranja fresca cortadas en cuartos
gajos de mandarina fresca
manzana cortada 
fruta glaseada
guindas
almendras en láminas
avellanas
smarties

Para el relleno:

Crema pastelera, buttercream de colores, nocilla, mermelada, nata montada ...

*Recuerda que la nata siempre hay que montarla en frío,  y si le añades una pizca de maicena diluida previamente en un poco de nata sin montar, tendrá mejor consistencia.



Cómo hacer nuestro Roscón:


Lo primero que hay que hacer es mezclar 100ml de leche tibia con tres cucharadas de la harina de fuerza y la levadura, que la desmenuzamos con las manos y mezclamos bien con una cuchara. Dejamos reposar la mezcla, tapada,  una hora hasta que se forme una espuma y haya fermentado. 



Pesamos y tamizamos la harina, y le añadimos el azúcar, la ralladura de limón y naranja, el agua de azahar, la sal, los huevos batidos, la leche tibia y la masa que hemos fermentado anteriormente, mezclamos todo bien y le añadimos la mantequilla derretida. 
Amasamos y trabajamos un poco la masa sobre la mesa de trabajo enharinada, para que la masa no se nos pegue. 
Formamos una bola y dejamos reposar tapadita, por ejemplo, dentro del horno, durante una dos horas, hasta que doble su tamaño. 

Llegados hasta aquí, amasamos de nuevo la masa y le sacamos el aire que se ha generado en el proceso de fermentación, tenemos una masa algo grasa y elástica. 
Dividimos en 10 porciones, si vamos a hacer mini roscones o en dos si vamos a hacer roscones grandes. No te olvides de esconder un haba en la masa. 

Amasamos y hacemos un churro con la masa, que unimos en forma de rosquilla. Pintamos con huevo batido y dejamos reposar en un sitio cálido,  sin corrientes ni cambios de temperatura. Nosotros, a los mini roscones le ponemos en el centro un vasito de flan o un aro de emplatar para que no se nos cierre el agujero.
Dejamos reposar los roscones una media hora, veras que siguen creciendo ....
Pintamos de nuevo con huevo batido, decoramos como mas nos guste y al horno ... unos 25 minutos.
Una vez horneado, dejamos atemperar sobre una rejilla, lo abrimos cuidadosamente con un cuchillo de sierra y lo rellenamos al gusto. 

** El Roscón de Reyes siempre lleva una sorpresa en la masa, que quien la encuentra paga el roscón o lo hace para el próximo año. E incluso, puede que le toque fregar la loza del desayuno.
Tradicionalmente, se esconde un haba seca en el interior del Roscón, ya que simboliza suerte y prosperidad. El haba es la primera legumbre en florecer y  anuncia que habrá primavera. 
Y aunque los orígenes del Roscón se remontan a fiestas paganas, que nada tienen que ver con los Reyes Magos, desde hace mucho tiempo que lo hemos adoptado como tradición. 

¿Le vas a hacer corona a tu Roscón de Reyes?









domingo, 11 de diciembre de 2016

PALMERITAS PARA PAPÁ NOEL


Este 24 de Diciembre por la noche, le vamos a dejar a Papá Noel, a la Señora Claus, a los renos y a todos los duendes que colaboran con el reparto de los juguetes,  una palmeritas de azúcar y canela caseras,  hechas por nuestros cocinillas. Para agradecerle tantas molestias y que sepan lo felices que nos hacen con sus regalitos. Las acompañaremos con unos vasitos de leche y cacao. Y un vasito de vino por si Papá Noel prefiere.

Ingredientes:

Una plancha de hojaldre congelado
Azúcar
Canela molida, podemos cambiar la canela por cacao, cáscara de naranja rallada, de limón o azúcar avainillada. 







Elaboración:

Dejamos descongelar en la nevera la plancha de hojaldre. 
Sobre papel encerado para horno, espolvoreamos azúcar y canela. Extendemos sobre la mezcla la plancha de hojaldre. Y la espolvoreamos por encima con azúcar y canela de nuevo. Pasamos el rodillo, suavemente, sobre la masa para que el azúcar se fije con la masa y no se caiga. 

Marcamos el centro de la masa con el rabito de una cuchara, tan sólo le hacemos una marca, que podamos ver, pero que no perfore la masa.

Enrollamos la masa sobre sí misma, haciendo una espiral,  por cada lado,  hasta la marca del centro que hicimos anteriormente. Una vez enrollada la masa por los dos lados, mojamos en agua un cuchillo bien afilado y cortamos el rollo de masa a ruedas,  cada 2 centímetros. 

Espolvoreamos las ruedas con la mezcla de azúcar y canela, las disponemos en una bandeja de horno forrada con papel encerado y horneamos durante 15 minutos con el horno precalentado a 190º.  Hasta que nuestra palmeras están bien doraditas y crujientes. 

Si unimos por la parte lisa dos palmeritas, les ponemos en medio una brocheta de madera y la horneamos así, nos quedarán mariposas de hojaldre. Muy lindas para decorar una tarta, para una merienda especial .... A la Señora Claus, seguro le encantarán!! 

Esta es una receta muy fácil y genial para prepararla en casa, para desayuno, para una merienda especial, para llevar a casa de la abuela, de excursión .... 








Curiosidades  del hojaldre: Le Lorrain, pintor francés nacido en 1600, de origen humilde, trabajó a sus 15 años  de aprendiz de pastelero. Y descubrió los principios de las masas hojaldradas. Quiso hacer un pan relleno de mantequilla, para su papá enfermo, y todos alucinaron al ver lo rico, esponjoso y especial que había quedado aquel pan.  Le Lorrain siguió practicando y jugando con el amasado y la mantequilla, hasta casi llegar a lo que conocemos hoy como HOJALDRE. 


jueves, 10 de marzo de 2016

Brownie clásico SIN gluten


Los celiacos están de suerte


Esperando la primavera con un buen Brownie recién hecho con muchas sonrisas. 

Es un postre muy sencillo, ideal para hacer con los más pequeños en casa.
 Ser cocinero es como ser un mago, me encanta compartir con ellos la magia derretir chocolate al baño maría, hornear una masa, tamizar la harina, batir los huevos y el azúcar hasta conseguir una crema ... dejemos que se sientan magos, matemáticos,  físicos y artistas. Como los papis y las mamis cocineras. 

Ingredientes:

150 gr de chocolate fondant
150 gr de mantequilla 
3 huevos
40 gr de cacao
240 gr de azúcar
un trocito de vaina de vainilla (opcional)
125 gr de harina de arroz
50 gr de maicena o harina de millo
7 gr de bicarbonato sódico
50 gr de nueces troceadas




Cómo lo hacemos:

Pesamos y medimos todos los ingredientes.
derretimos el chocolate con la mantequilla y el cacao al baño maría, aunque también se puede hacer en el micro. Mucho ojo que no se te queme si usas el micro, calienta de 20 en 20 segundos, removiendo hasta conseguir que se derritan los ingredientes.

Batir con las varillas eléctricas los huevos y el azúcar hasta blanquear la mezcla y aumentar su volumen.
Incorporar a la mezcla de chocolate y remover hasta conseguir una  crema homogénea.

Cortar a lo largo la vaina de vainilla, raspar con el cuchillo el interior y añadir a la mezcla. Tamizar las harinas, la sal y el bicarbonato e incorporar a la mezcla anterior.  Ayudándote con una golosa remueve con movimientos suaves y envolventes. 


Aquí es cuando hay que vigilar que no se coman el brownie antes de tiempo. 

Pela y trocea las nueces, incorpóralas.

Precalienta el horno a 180º. Forra un molde apropiado con papel de horno, engrasa y enharina el papel. Pon la mezcla en el molde y hornea unos 30 minutos. 

Dependiendo del molde y del horno, el tiempo de cocción puede variar. 
Lo importante y característico del BROWNIE es que quede tierno y jugoso por dentro, y crujiente por fuera.  



A nosotros el BROWNIE nos encanta calentito, acompañado de una bolita de helado de vainilla,  un fudge de chocolate caliente y un toque de pimienta rosa. 




Impresionante como queda de contento nuestro ayudante de cocina. 







Curiosidades: 

¿Sabías que un 1% de la población española es celíaca y hasta un 6% sensible al gluten?

El BROWNIE tiene su origen en Estados Unidos en 1897, se cree que se descubrió accidentalmente, un cocinero americano olvidó poner levadura a su bizcocho. 

¡Bendito olvido que nos hace caer en la tentación!